MEDIDAS PATERNOFILIALES

Las medidas paternofiliales son las que se adoptan para los hijos menores de edad (e incluso hijos mayores). Nuestras leyes buscan proteger a nuestros hijos, ya sean matrimoniales o no matrimoniales, al tener idénticos derechos y obligaciones.

En un contexto de medidas paternofiliales es importante que te resulten familiares los siguientes términos:

Patria potestad. Derechos y obligaciones que contraen tanto la madre como el padre al nacer sus hijos: obligación de mantenerles y darles una educación, teniendo el derecho de tomar decisiones claves en su vida, como el lugar de residencia, la elección del centro escolar, su educación religiosa, etc.

Guarda y custodia exclusiva y compartida. La custodia supone el cuidado cotidiano de los hijos: quién les lleva y recoge del colegio, de las revisiones del médico, se ocupa de ayudarles con las tareas escolares y, en definitiva, se encarga del cuidado cotidiano y diario de los hijos. La custodia puede ser compartida entre ambos progenitores, o exclusiva. En el segundo caso, los hijos quedan bajo el cuidado de uno de los progenitores, que será el responsable de la custodia, existiendo un régimen de visitas a favor del otro progenitor.

  • Régimen de estancias o visitas

El régimen de visitas dependerá de si se ejerce una custodia compartida o una  custodia exclusiva. En ambos modelos de custodia, existirá un periodo vacacional de navidades, Semana Santa o verano.

  • Pensión de alimentos

La pensión de alimentos es la cuantía económica que debe satisfacerse a favor de los hijos, y su forma de abono dependerá de si es una custodia compartida o una custodia exclusiva.

  • Atribución del uso del domicilio familiar

En caso de custodia exclusiva y por imperativo legal, el uso del domicilio familiar quedará atribuido a los hijos menores y al cónyuge custodio; mientras que en caso de custodia compartida el uso del domicilio puede ser limitado en el tiempo o bien otorgado de forma alternativa a los progenitores que vivirán con los hijos.

Lo que vas a necesitar:

Documentación
  • Certificado de nacimiento de los hijos
  • Certificado de empadronamiento para acreditar la competencia judicial
  • Convenio regulador suscrito por ambas partes para los divorcios de mutuo acuerdo
  • Declaraciones de IRPF y nóminas si se trata de un proceso contencioso
Analiza tu situación

Para determinar las medidas paternofiliales es necesario analizar también la situación laboral, económica y personal de cada cónyuge con el fin de conocer las medidas que pueden ser establecidas en cuanto a la guarda y custodia, pensión de alimentos, atribución del uso del domicilio familiar, así como otras medidas de carácter patrimonial como la pensión compensatoria e indemnizatoria si concurrieran. Para ello es importante conocer las rentas brutas y netas de ambos cónyuges, patrimonio etc.

Comunidad de bienes

En un proceso de medidas paternofiliales se debe tener en cuenta si las partes se han registrado como parejas de hecho y, en todo caso, cuáles han sido los pactos acordados, si existe una comunidad de bienes que quiera disolverse o cómo afrontar las cargas derivadas de dichos bienes.

Plazos y consecuencias

Los plazos que existen para un proceso de mutuo acuerdo o un proceso contencioso son muy diferentes. En el primer caso, el plazo es muchísimo menor, cuya dilación se puede producir en la negociación, fundamentalmente si además existen acuerdos económicos para la disolución de la comunidad de bienes. Un proceso contencioso tiene un plazo medio de seis meses a un año, o incluso mas, dependiendo de la prueba que exista en el proceso.

  • El proceso judicial de mutuo acuerdo supone alcanzar un entendimiento en: la guarda y custodia de los menores, el régimen de visitas, la pensión de alimentos y la atribución del uso del domicilio familiar, entre otras. Alcanzado el acuerdo se suscribe un Convenio Regulador que será presentado ante el Juzgado para su aprobación, debiendo ratificarse los progenitores a presencia judicial, dictándose Sentencia.
  • El procedimiento judicial contencioso puede conllevar dos tipos procesos: el proceso de medidas provisionales y el proceso principal de medidas paternofiliales. El primero es un juicio verbal, cuyo plazo de tramitación es aproximadamente de dos a tres meses, y que se solicita ante situaciones de necesidad y urgencia, en las cuales el juez debe dictar una resolución inminente. Por su parte, el juicio de medidas paternofiliales supone la práctica de una actividad probatoria en profundidad como, por ejemplo, la realización de un informe del equipo psicosocial, que puede dilatar el procedimiento, pero que resulta necesario para conocer cuál es la medida más beneficiosa para los hijos.
Determinación de filiación

Existen acciones para la determinación de la filiación cuando por determinadas circunstancias un hijo no ha sido reconocido legalmente. Estas acciones están sujetas a determinados plazos en el Código Civil, si bien nuestro ordenamiento jurídico protege la realidad biológica, siempre en beneficio de los menores.

Impugnación de filiación

El Código Civil establece la posibilidad de impugnar la filiación de un hijo cuando se conoce la falta de vinculo biológico, sometido a unos determinados plazos y acciones.