SEPARACIONES Y DIVORCIOS

Si este es tu momento, no estás sola/solo. Sabemos que no es un momento fácil y que lo que menos te apetece ahora es ocuparte de todo el proceso que debes afrontar. Queremos ayudarte. Facilitarte los pasos para identificar qué es necesario saber antes de tomar una decisión, la documentación que es importante preparar, los derechos y deberes que te asignan… Te lo contamos de una forma sencilla para que, con toda la información, te sea más fácil decidir cómo empezar.

A partir de ahora tendrás que empezar a familiarizarte con ciertos conceptos que hasta el momento, quizás, no te habías parado a comprender

Es fundamental que sepas la diferencia entre separación – no disuelve el vínculo matrimonial, únicamente lo suspende relevando a los cónyuges de los derechos y obligaciones que recoge Código Civil cuando te casaste – y divorcio, que sí disuelve el vínculo matrimonial.

Aunque tengas que enfrentarte a conceptos jurídicos de derecho de familia que pueden resultar inicialmente abrumadores, viene bien conocerlos.

Además te resultará útil consultar nuestra guía de divorcio, un documento sencillo para que todo te parezca mucho más entendible.

Para empezar, analizaremos tu situación. Cuando se afronta un proceso de divorcio o separación es necesario analizar la situación laboral, económica y personal de cada cónyuge con el fin de conocer las medidas que pueden ser establecidas en cuanto a la guarda y custodia, pensión de alimentos, atribución del uso del domicilio familiar de los menores (si los hubiera), así como otras medidas de carácter patrimonial como la pensión compensatoria e indemnizatoria si concurrieran. Para ello es importante conocer las rentas brutas y netas de ambos cónyuges, patrimonio, etc.

La forma de proceder será diferente si el divorcio es de mutuo acuerdo o se trata de un proceso judicial contencioso. Estas son algunas de las características:
  • De mutuo acuerdo:

Las medidas relativas a la guarda y custodia de los menores, régimen de visitas, pensión de alimentos y atribución del uso del domicilio familiar, entre otras, se alcanzan de mutuo acuerdo, suscribiendo un Convenio Regulador que será presentado ante el Juzgado para su aprobación. Ambos cónyuges deben ratificarlo en presencia judicial y, posteriormente, se dicta sentencia.

  • Procedimiento judicial contencioso:

Puede conllevar dos procedimientos: el proceso de medidas provisionales y el proceso de divorcio. El primero es un juicio verbal, cuyo plazo de tramitación es aproximadamente de dos a tres meses, y que se solicita ante situaciones de necesidad y urgencia en las cuales el juez debe dictar una resolución inminente. El divorcio contencioso supone aportar toda la documentación existente al juez para que éste pueda interpretar las medidas a establecer tras analizar la situación laboral, familiar y personal de los cónyuges.

Lo siguiente será recabar toda la documentación necesaria para iniciar los trámites de tu separación o divorcio ante el juzgado. Necesitarás presentar:

  • Certificado de matrimonio
  • Certificado de nacimiento de los hijos
  • Certificado de empadronamiento (para acreditar la competencia judicial)
  • Convenio regulador suscrito por ambas partes (si es de mutuo acuerdo)
  • Toda la información económica que sea relevante para los intereses de las partes (si no es de mutuo acuerdo): declaraciones de IRPF, nóminas, etc.

El régimen económico matrimonial tiene incidencia en un proceso de divorcio o separación si se decide liquidar la sociedad de gananciales de mutuo acuerdo. Por el contrario, en un proceso contencioso se revisará el régimen económico matrimonial para conocer la situación económica de la familia. Aquí hay muchas particularidades que se deben analizar una vez iniciados los trámites.

Hay que tener en cuenta, también, que los plazos que existen para un proceso de mutuo acuerdo o uno contencioso son muy diferentes. En el primer caso, el plazo es muchísimo menor, mientras que un divorcio tiene un plazo medio de seis meses a un año, o incluso más, dependiendo de cada caso.