¿Qué es un abogado matrimonialista?

Por 8 septiembre, 2015Derecho de familia

El abogado matrimonialista es un profesional cuya función es representar y asesorar a sus clientes en un proceso de divorcio, separación, nulidad matrimonial, custodia de los hijos, modificación de medidas, impago de pensiones, pensión de alimentos, pensión compensatoria…

¿Cuáles son las funciones de un abogado matrimonialista?

Lo principal es buscar las soluciones más eficaces para la situación que estés viviendo, aclarándote todas y cada una de las dudas que te puedan surgir después de haber tomado una decisión como esta.

Si el divorcio es de mutuo acuerdo

  • El abogado debe redactar un convenio regulador.

Se trata de un acuerdo entre las partes en el cual se recogen las medidas pactadas relativas a los hijos o bien las mediadas patrimoniales entre los cónyuges.  Mediante este acuerdo se regulan todas las consecuencias jurídicas del divorcio como, por ejemplo, si hay hijos menores de edad, la patria potestad y la guarda y custodia, exclusiva o compartida, el régimen de visitas , pensión de alimentos, atribución del uso del domicilio familiar.

El abogado matrimonialista será, por tanto, el profesional que te asesorara cuales son las medidas a establecer, regulando los pactos alcanzados.

La pensión de alimentos es la cuantía económica que debe establecerse a favor de los hijos y que será calculada teniendo en cuenta por un lado los gastos de los hijos (alojamiento, manutención y educación) y por otro los ingresos de cada uno de los progenitores. Su forma de abono se realiza de forma diferente en caso de custodia exclusiva o compartida, así en caso de custodia exclusiva, el progenitor que no tenga la custodia de sus hijos deberá abonar una cuantía económica mensual para que el progenitor custodio abone todos estos gastos. En custodia compartida cada progenitor abonara los gastos de alojamiento y manutención en su tiempo de estancias con los hijos, abonando los gastos escolares de forma proporcional a sus ingresos, y sin perjuicio que pueda existir una pensión de alimentos a favor de uno de los progenitores si existe una importante diferencia salarial económica entre ellos.

  • El uso de la vivienda familiar.

La atribución del uso del domicilio familiar es una medida a establecer, y diferirá según el régimen de propiedad de la vivienda e incluso el régimen de custodia que sea establecido.

  • Desequilibrio económico entre cónyuges.

En el supuesto de que resultase un desequilibrio económico entre los cónyuges por origen de matrimonio, uno de ellos deberá abonar al otro una pensión compensatoria.

Si existe régimen económico de separación de bienes, y uno de los cónyuges ha trabajado para la familia, puede concurrir también la denominada pensión indemnizatoria.

El Convenio Regulador puede contener la liquidación del régimen económico matrimonial de sociedad de gananciales.

El abogado matrimonialista deberá prever soluciones mas adecuadas para cada situación.

Si el divorcio es contencioso

Si el divorcio es contencioso, el abogado matrimonialista se encargará de presentar la demanda o contestarla, así como de todos los trámites judiciales que correspondan, informando y asesorando a su cliente acerca de todas las fases del proceso.

¿Necesitas a un abogado matrimonialista?

Si estás atravesando por un proceso de divorcio o separación, puedes encontrar un gran apoyo en el abogado matrimonialista. Él será quien te informe de la estrategia a seguir y trate de minimizar tus preocupaciones.

Las tres claves mas importantes para encontrar tu abogado de familia.

Elegir al abogado adecuado es algo esencial. Para ello es imprescindible que antes hayáis verificado su especialización, comprobado que tenga experiencia y, sobre todo, que os sintáis cómodos con él.

  1. Especialización: El abogado matrimonialista debe tener especialización en derecho de familia, un conocimiento profundo del derecho de familia se obtiene mediante la especialización.
  2. Experiencia: El abogado de familia debe tener experiencia y conocer la mejor forma de afrontar cada situación, debe otorgar la confianza suficiente para ayudarte en la adopción de decisiones tan importantes.
  3. Sentido común. El abogado debe otorgar un asesoramiento real y adecuado a cada circunstancia.