¿Puede un padre renunciar a la herencia en nombre de sus hijos menores?

Renunciar a  la herencia en nombre de los hijos menores.

En nuestro derecho, los herederos pueden decidir aceptar o  “repudiar”  la herencia conforme dispone el artículo 992 del Código Civil, que establece  que “ Pueden aceptar o repudiar una herencia todos los que tienen la libre disposición de sus bienes

Los artículos 988 y siguientes del Código Civil regulan los requisitos para poder realizar la repudiación de la herencia, señalando, entre otros, lo siguientes:

  • El necesario conocimiento cierto de la muerte de la persona, es decir, debe existir el fallecimiento para que se pueda repudiar la herencia.
  • El acto de repudiación de la herencia debe ser un acto voluntario y libre.
  • Los efectos de la aceptación y de la repudiación se retrotraen al momento de la muerte la persona de quien se hereda.
  • La repudiación debe ser completa, no puede aceptarse o repudiarse ni a plazo ni condicionalmente.
  • La repudiación de la herencia puede realizarse por las personas que tienen la libre disposición de sus bienes, señalando a este respecto el Código Civil en su artículo 166, en cuanto a los hijos menores de edad, que los padres no podrán renunciar a los derechos de que los hijos sean titulares, debiendo recabar autorización judicial para repudiar la herencia o legado deferidos al hijo.

Es decir, nuestro Código Civil, en concreto el artículo 991 del Código civil exige que para aceptar o repudiar una herencia debe existir el fallecimiento, por tanto y hasta que no se produzca el  conocimiento de la muerte de la persona no existe causa legal que lo permita.

Se debe también tener en cuenta la renuncia a la herencia afecta tanto al heredero como a sus descendientes, y su regulación difiere en caso de existir testamento o no se haya realizado, afectando de distinta forma conforme a cada caso, sin perjuicio que la repudiación de la herencia es un acto irrevocable.

En todo caso,  la renuncia a la herencia en nombre de los hijos de edad exigiría la necesaria autorización judicial conforme al citado articulo 166 del Código civil, salvo que el hijo menor hubiere cumplido dieciséis años y consintiere en documento publico. Esa repudiación debe acreditar que se realiza en beneficio de los hijos, para que pueda ser autorizada judicialmente.

Dicha solicitud de autorización judicial debe realizarse conforme a lo dispuesto en el artículo 93.2 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria 15/2015 que establece expresamente, que en todo caso precisarán autorización judicial, con la necesaria intervención del Ministerio Fiscal:

  1. a) Los progenitores que ejerzan la patria potestad para repudiar la herencia o legados en nombre de sus hijos menores de 16 años, o si aun siendo mayores de esa edad, sin llegar a la mayoría, no prestaren su consentimiento.
  2. b) Los tutores, y en su caso, los defensores judiciales, para aceptar sin beneficio de inventario cualquier herencia o legado o para repudiar los mismos.
  3. c) Los acreedores del heredero que hubiere repudiado la herencia a la que hubiere sido llamado en perjuicio de aquellos, para aceptar la herencia en su nombre.(…)

Esto es, la renuncia de la herencia en nombre de los hijos, puede realizarse, cuando una vez producido el fallecimiento, y concurren los requisitos del Código Civil, se solicite  la correspondiente autorización judicial para efectuar esa renuncia, y lo debe ser de la totalidad de la herencia, siempre y cuando se acredite que la renuncia a la herencia se realiza por un perjuicio para el hijo menor.

Paloma Zabalgo

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies